domingo, 9 de enero de 2011

Coffee time.

Siempre he querido que me guste el café. Cuantas veces he oído eso de...¿quedamos para un café después de comer? Y yo tengo que tomar un cacaolat. ¡Un cacaolat después de comer!

El café es la excusa perfecta para dejar el trabajo a un lado y charlar un ratito.
Pero también dicen que es la manera de despertarse y  ponerse manos a la obra.

Que bien nos vendría un café. Demasiado trabajo para hacer. Y poco tiempo. Que la nueva colección...tiene ganas de salir del horno ya. Está calentita calentita, como un buen café.



 
                                                                                                   Coffee time. Collar Belle Époque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario